Skip to main content
ALMACENAMIENTO DE LLANTAS

 

Si tienes varios conjuntos de llantas, almacenarlos correctamente es indispensable. (Ponerlos en la esquina de tu cochera no es suficiente). El almacenamiento apropiado asegura que la apariencia y desempeño de tus llantas se mantenga. Antes de guardar tus llantas, asegúrate de inspeccionar cada una para verificar que no tengan daños ni un desgaste desigual.

 

CÓMO GUARDAR TUS LLANTAS

·         Guarda tus llantas en un lugar limpio, fresco y oscuro, lejos del calor o gases. Preferiblemente bajo una cubierta para llanta, que puedes comprar en tu distribuidor de llantas o tienda de autopartes más cercano.

·         Si tus llantas están montadas en un rin, ponlas una sobre otra debajo de una cubierta para llantas. (Al ponerlas en una columna, asegúrate de no colocar más de cuatro llantas una encima de otra por razones de seguridad).

·         Si tus llantas no están montadas en un rin, guárdalas en una posición vertical y cúbrelas. No las coloques una encima de otra ni las cuelgues del techo.

·         Si tus llantas tienen un área blanca o letras blancas en relieve, guárdalas con el área blanca o las letras blancas en relieve apuntando entre ellas. De lo contrario, el hule negro podría mancharlas. (Lo que resulta en un aspecto que no es agradable).